Terapia Psicológica para Adolescentes

Terapia para adolescentes a medida para resolver los problemas y dificultades de tu hijo.

Dificultades en la Adolescencia

La adolescencia es un periodo vital que marca la transición entre la infancia y la vida adulta. Esta etapa se caracteriza por el cambio y las primeras elecciones personales. No sólo se producen cambios a nivel biológico relacionados con el desarrollo corporal y la maduración sexual.

Además ante el adolescente se presentan nuevos retos desconocidos hasta el momento. A nivel escolar empieza una nueva etapa con mayor exigencia y responsabilidad, los amigos adquieren gran importancia, aumenta la complejidad de las relaciones, se presentan las primeras relaciones de pareja y el descubrimiento de la propia sexualidad.

"Yo soy, yo, y mi circunstancia"

Ortega y Gasset

Desde la perspectiva psicológica los adolescentes viven en un periodo complejo y de gran relevancia para la construcción y desarrollo de su identidad “¿Quién soy?, ¿Qué es lo que quiero?”. Experimentar, investigar, probar y equivocarse forman parte de esta etapa. En ocasiones pueden verse sobrepasados y sentirse incomprendidos. Estos factores pueden provocar que se den situaciones conflictivas o estresantes que el adolescente no es capaz de afrontar de manera efectiva y que causa problemas en el entorno familiar.

Psicología de jóvenes adolescentes

Con el trabajo experto de nuestros psicólogos con experiencia en adolescentes, las problemáticas presentes pueden ser subsanadas. Durante las sesiones los psicoterapeutas de Alcanza realizarán una evaluación y acompañamiento haciendo un trabajo conjunto e individualizado con la persona, dotando de herramientas, estrategias y habilidades para poder afrontar los nuevos retos que puedan surgir en el día a día.

Trabajo Familiar y Contextual

En Alcanza somos conscientes de la gran relevancia del contexto en cualquier etapa de la vida, especialmente durante la adolescencia. Dentro de una perspectiva global, el entorno familiar, escolar y social generan un gran impacto en el bienestar psicológico del adolescente.

En ocasiones, de manera complementaria al trabajo directo con el adolescente, es necesario llevar a cabo una intervención con su entorno próximo: padres, profesores u otras figuras de referencia que influyen en su comportamiento. Las dificultades del adolescente pueden afectar de manera directa o indirecta en el bienestar de los que le rodean y verse sobrepasados para manejar ciertas situaciones.

"Mi hijo adolescente no me hace caso"

La rebeldía forma parte de la conducta natural de esta etapa, en este sentido, la psicología para jóvenes se dirige a dotar de estrategias y herramientas a las personas de su contexto próximo con el objetivo de aportar una mayor estructura al entorno, siendo capaces de manejar situaciones problemáticas y facilitar la mejoría y el desarrollo del adolescente.